Posteado por: todoespiritual | septiembre 8, 2009

¿Cura nuestra mente?

0000044190

Extraido de [mertxepasamontes.wordpress.com]

Ayer leyendo feeds, me encuentro en Gurusblog (blog sobre finanzas y Bolsa) un interesante post sobre el efecto placebo. El artículo al que hacen referencia apareció en la revista Wired y describe que parece ser que cada vez hay menos diferencias en los estudios farmacológicos en cuanto a efectividad en la mejora de los síntomas entre los sujetos experimentales que tomaron el principio activo y los que tomaron una sustancia placebo (es decir, sin ningún principio activo).

La industria farmacéutica anda preocupada, pues para que se apruebe un nuevo fármaco es necesario que en las pruebas experimentales la eficacia de éste supere significativamente a la de la sustancia placebo. Cosa normal, ya que si una persona puede mejorar sin “tomar nada” no tendría mucho sentido que se le suministrara un fármaco.

El artículo de Wired es extenso y con bastantes términos científicos por lo que me remito a él para los que quieran profundizar, pero no me extenderé en los fundamentos científicos. La parte que me interesa resaltar está en las conclusiones del artículo, que traduciré:

Irónicamente,el intento de dominar el sistema nervioso central por parte de la Gran Industria Farmacéutica ha acabado revelando cómo de poderoso llega a ser el cerebro. Al efecto placebo no le importa si el catalizador de la mejoría es un triunfo de la farmacología, un terapeuta compasivo o una inyección de suero fisiológico. Todo lo que requiere (el cerebro) es una razonable expectativa de mejora. Esa es la más potente medicina.

Ante esto, mis primeras conclusiones:

– Situarse en los extremos (todo medicina convencional o todo medicina alternativa) es “científicamente” absurdo.

– No podemos desechar la medicina convencional porqué sigue habiendo pruebas experimentales de su efectividad.

– Pero tampoco numerosos “método curativos” que he ido reseñando a raíz de entrevistas realizadas a sus autores, que pueden realmente estar activando estos mecanismos internos de curación.

– Sería interesante investigar más en los desencadenantes (que ¡ojo! aunque internos, son fisiológicos) del efecto placebo.

– Quizás una aproximación holística (entendida como un todo cuerpo-mente) a la salud,  nos ayude a realmente ser capaces de aprovechar lo mejor de los dos mundos: la química externa cuando es útil y necesaria y la interna, sea porque es suficiente o sea porque es complementaria.


¿Que piensas de todo esto? ¿Sigues creyendo que el efecto placebo es propio de personas sugestionables?

Via | mertxepasamontes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: